Tipos De árboles Frutales Para El Jardín

Dependiendo del tamaño de tu jardín puedes decidir qué especie de árbol frutal sembrar, toma en consideración que alcanzara raíces profundas, gran tamaño y mucho peso, para que luego de grande, no te cause problemas al trasplantarlo o al intentar modificar la distribución del espacio.

Muchas veces nos gustaría cambiar un árbol o arbusto grande de lugar dentro de nuestro jardín pero su tamaño, y el temor a que muera nos hace desistir. Ciertamente, plantearse el trasplante de un árbol de 4 metros y cinco años de edad, por ejemplo para llevarlo 10 metros a la derecha o la izquierda, da miedo. Se trata de un buen ejemplar que está en un mal sitio. Puede que queramos construir la piscina donde él se encuentra o que dé excesiva sombra en un lugar que no deseamos o que no terminase de ganar altura debido a la poca luz que recibe, sea la causa que fuere, el hecho es que tendríamos que hacer una buena excavación a su alrededor, cortar muchas raíces y cambiarlo de sitio. Las dos primeras tareas se pueden asumir, pero la tercera, apoco de cepellón que dejemos, y si queremos tener éxito deberemos dejar bastante, la cosa se pone en 200 o 300 kilos más o menos como mínimo. Quien mueve semejante peso.

Entonces, tener un jardín y trasplantar las plantas allí sembradas es una de las mayores causas de dolor de cabeza de todo jardinero o dueño de casa.

trasplantar

Divide y vencerás

Si pudiéramos partir el árbol en ocho trozos, transportarlo y después recomponerlo, seria todo muy fácil, eso no es posible, pero seguramente si podremos contar con cuatro, seis u ocho brazos, la familia, y un amigo que invitamos a comer. Con la fuerza de estos ocho brazos seria más que suficiente para moverlo solo tendríamos que paliarla adecuadamente.

Todo el truco consiste en una vez excavado, dotar al árbol, de asas o mangos por lo que poder asirlo y trasladarlo. Para eso nos serviremos de redondos una gruesas barras rugosas de acero que se utilizan para armar el hormigón y que podremos encontrar y hacer que nos los corten a la medida adecuada en cualquier almacén de feralla o en su defecto en él un almacén de construcción.

Las claves del éxito

No intente trasplantar cepellones demasiado pesados, un cepellón de más de medio metro cubico es complicado de mover.

Verifica primero que todas las raíces están separadas del árbol, tratar de romperlas tirando hacia arriba solo nos romperá los riñones no las raíces.

Si el árbol que dese cambiar de sitio es descomunal y una vez aplicados los cálculos que le proponemos le sale un peso superior a los 400 kilos póngase en manos de una empresa especializada. O intente un trasplante invernal a raíz desnuda. Ese sistema da buenos resultados en ejemplares jóvenes. Consiste en prescindir de la tierra que lo rodea a las raíces para s traslado con ello se ahorra el esfuerzo y si se hace a finales del invierno o principio del otoño el resultado sele ser bueno. Pero el árbol tarda dos o tres temporadas en recuperarse y además, de la inevitable poda enérgica de raíces suele ser necesario realizar una poda selectiva de la copa para que no exista una seria descompensación. Esta poda debe al menos respetar un 50% de las yemas del crecimiento y nunca afectar a la yema apical o terminal.

Cuando trasplantar??

191 620x465

En el paso a paso, que viene a continuación aprenderemos a realizar adecuadamente el trasplante, las mejores épocas una vez descartado el trasplante, a raíz desnuda son las siguientes, primavera y otoño, árboles, arbustos, trepadoras setos y plantas tropicales. Verano, plantas tropicales, y grandes palmeras. Invierno, árboles, arbustos trepadoras, setos, siempre que no estemos en un clima excesivamente duro con fuertes helada y vientos gélidos.

Recomendaciones

Los expertos recomiendan realizar las tareas más delicadas de la jardinería en cuarto creciente.

El hoyo al que vayamos a trasplantar deberá estar hecho al menos con dos semanas de antelación.

El orden del relleno de tierras será el mismo que en la excavación es decir, primero la primera tierra que sacamos, así la mejor tierra va a las raíces.

No abonar, ya que no interesa forzar el desarrollo de la planta en un momento delicado de su existencia.

Aplicarle mantillo sería algo así como dar el cordero asado y fabada a un recién operado.

Dejar de secar la tierra antes de hacer el trasplante o pesara excesivamente si aun así, sospecha que la tarea puede ser titánica, espere a otoño o mejor aún a invierno. E intente transplantarlas a raíz desnuda tal vez tenga éxito, esperamos siempre el mejor resultado.

Si el árbol tiene una poderosa raíz pivotante o es grande deberemos hacer un pequeño acceso bajo el cepellón para cortar sus raíces.

trasplante plantas

La parte aérea que posee el árbol, la que vemos  disfrutamos, y una subterránea aún más importante. Ambas ardan una estrecha relación un gran árbol posee n potente sistema radicular. En general, las raíces suelen estar más desarrolladas que la copa.

Cuando el cepellón resultante es verdaderamente grande, necesitaremos cuatro redondos colocados dos a dos a ambos lados del tronco. Como el peso será grande, conviene hacer la sujeción justo bajo una rama baja si es un conífera o si un frondosa, mejor entre las raíces. Si aun así, los redondos resbalan sobre el tronco debido al peso del cepellón, podemos probar a introducirlos ente las raíces, lo cual nos obligará a hacer un rebaje del terreno adyacente.

Te Recomendamos mirar los siguientes artículos:

Hasta la próxima!!!

Lcda. Mary Rondón.



Deja un Comentario

css.php
Leer más
Decoración de Terrazas con Piscina

Existen muchas familiar que tienen el privilegio de contar con una terraza, pero algunas de ellas más previlejadas aun por...

Cerrar