Los Tipos de Abonos

Como la mayoría de personas conocemos los tipos de abonos que son básicamente los orgánicos y químicos, estos diferentes abonos son muy utilizados para que las plantas del jardín  se puede desarrollar en un perfecto estado, pero además de eso también se utilizan para las siembras de alimentos como el maíz, la para, etc. para que de este modo se puede asegurar una buena producción. Dentro de los abondos más conocidos tenemos los siguientes.

Turba: Este es uno de los que mejora considerablemente la estructura del terreno, pero este no es precisamente un abono orgánico;  lo que se hace es combinarlo con sustrato para obtener una mejor esponjosidad. Son restos de origen vegetal que han sido sometidos a una lenta descomposición en condiciones de alta humedad y baja cantidad de oxígeno. Básicamente existen dos clase de turba, la rubia y la negra. La rubia es de pH muy acido, por lo que se recomienda para todos los tipos de cultivos. Mientras que la turba negra es más próxima a los valores neutros, pero tiene una menor cantidad de absorción de agua.

abono-para-plantas

Compost: Este es uno de los principales abonos orgánicos que se obtienen mediante la descomposición controlada de restos orgánicos,  básicamente de origen vegetal. De algún tipo se intenta imitar el proceso que realizar en la naturaleza naturalmente cuando la hojarasca se convierte en humus, esa capa de tierra de tono escuro que se encuentra en la superficie de los bosques.

Estiércol: Este es uno de los abonos que se ha utilizado desde tiempos atrás y que en la actualidad se utiliza como el principal en las diferentes zonas agrícolas, claro que en menos cantidades que los abonos químicos. Este abono se elabora a base de heces fermentadas de los animales. Contienen un alto nivel de nitrógeno, pero por lo general las propiedades pueden variar según el animal de que se origina y además del alimento del cual se alimenta el mismo. Como por ejemplo es de una calidad más alta el estiércol de vacas que uno de cerdos.

abono-para-plantas1

Humos de Lombriz: Este es un abono que se realiza mediante el proceso digestivo de las lombrices. Este es uno abono limpio, inodoro y suave al tacto, este abono tiene algunas propiedades especiales que son consideradas incluso mejor que las del compost doméstico. Para que las plantas se beneficien de este abono se los debe esparcir cerca al tallo de las plantas removiendo un poco el terreno. Es ideal para las plantas del jardín, terraza, de las macetas y parios ya que es de una consistencia suave. Es un abono que se lo puede producir con facilidad dentro de tu jardín, solamente tienes que comprar las lombrices y tener algún lugar adecuado donde realizar el proceso.

Fertilizantes organominerales: Este tipo de abonos no es más que una combinación de materia organiza con nutrientes minerales como el caso del nitrógeno, potasio, magnesio, manganeso, etc. Esta clase de bono generalmente se lo compra en forma granulada en sacos. Son los más ideales y recomendados para realizar una fertilización a fondo para todo tipo de cultivo.

abono-para-plantas2

Como hacer abono orgánico

 



Deja un Comentario

css.php
Leer más
Como Plantar Una Palmera En El Jardín De La Casa

Las palmeras son esas plantas elegantes, que tienen un toque exótico que son de mucha ayuda para mejorar la decoración...

Cerrar