Los Nutrientes Que Necesitan Las Plantas Del Jardín O Huerto

Haz de tú jardín o huerto un lugar hermoso con estos nutrientes

Todos los seres vivos tienen demandas alimenticias, y las plantas no son la excepción. Estén estas en estado salvaje o en nuestros patios, jardines y huertos, requieren la aplicación constante de nutrientes que sustenten su vida y exalten su belleza.

Y lo mejor para ello es hacerse de un buen plan que te permita conocer las características de los nutrientes para tus plantas en jardines o huertos, sin la necesidad de gastar dinero en productos químicos y manufacturados que a la larga producirán daños significativos en las matas, vegetales, hortalizas y frutas que coseches, así como al organismo de tus seres queridos y el tuyo propio tras la ingesta de estos alimentos.

49903 1

Así que toma nota de estos simples y sencillos consejos que hemos preparado para que luzcas un jardín y huerto de proporciones magistrales, ofreciéndoles a tus plantas los nutrientes necesarios para tal objetivo.

Conoce el modo de ingestión de nutrientes de las plantas: sus raíces

Si bien es cierto que lo primero que tenemos a la vista de las plantas son sus bellas y diversas hojas y flores, ellas están afianzadas a la tierra gracias a su parte más valiosa, que son sus raíces, pues, estas desempeñan sus principales y más importantes funciones como las de fijación y absorción de alimentos y nutrientes para su adecuado desarrollo y vida.

A través de las raíces, las plantas ingieren los nutrientes que les permite desarrollarse. Muchas verduras, específicamente los tubérculos como la papa, yuca, ocumo, zanahorias, remolachas, rábanos, entre otros, son sencillamente raíces desarrolladas que sirven al ser humano y a otros animales, como conejos y topos para alimentarse.

huerto

Cuando las plantas poseen raíces sanas, fuertes y bastante sólidas sus tallos, hojas, ramaje, flores y frutos serán hermosos, nutritivos y crecerán de asombrosa manera. Por lo que es primordial mantenerlas bajo cuidado con tierra abonada de elementos naturales, agua y listo. Verás como su magnífica abundancia comenzará a rendir de forma extraordinaria.   

Aplica estas sencillas técnicas funcionales para nutrir plantas de huertos o jardines

Aplicación 1: Seguramente uno de los casos de nutrición más simples entre las plantas se encuentre en el método de tomar los alimentos de los despojos orgánicos de otras plantas y animales, de excrementos, de jugos vegetales muy diversos y de compuestos orgánicos libres de azúcares, almidones, gomas, grasas y proteínas.

Es decir, cuando comas alguna fruta, aparta la cascara, si la vas a licuar para hacer jugo, agrega el azúcar cuando lo hayas colado, esos restos de conchas y semillas licuadas únelos a la cascara y colócales en tierra para tus plantas. Las semillas también sirven si quieres que nazcan nuevas plantas. Lo que si no es recomendable es la cascara de cítricos como la naranja y el limón, sus ácidos naturales evitan el crecimiento de las raíces de otras especies de plantas.

suelo de jardin huerto

Aplicación 2: Procura la presencia permanente de humus en la tierra donde se desarrollan las plantas, realizando acciones de agregar los componentes más importantes que fomenten el humus en el suelo formado en su mayor parte por los despojos de animales y vegetales en diversos estados de desintegración, es importante que estos despojos de los que te valdrás para alimentar el suelo donde crecen tus plantas los ubiques en las capas medias, para lo cual extraerás un poco de tierra y empieza a distribuir los despojos orgánicos por todo el sector del suelo que te interese fertilizar.

Propiciando con esta técnica la descomposición de tales despojos, que se origina en su mayor parte por la acción de las diastasas secretadas por distintas y numerosas especies de hongos y de bacterias, estarás brindando gran cantidad de nutrientes que las plantas absorberán. Si el medio es alcalino, intervendrán sobre todo las bacterias; si es ácido, principalmente tendrán acción los hongos.

La actuación de ambos organismos evita la acumulación en la superficie de la tierra de restos de animales, así como de hojas, tallos, frutos, ramas, raíces entre otros, siendo importante la función de las bacterias y hongos al procesar los nutrientes que de otra manera impedirían el crecimiento de las plantas.

Humus de lombriz

Aplicación 3: Produce tú propio abono o composte. Tal como te indicamos anteriormente, las cascaras de las frutas y verduras son los residuos más acordes para producir un buen abono o composte.

Evita las semillas para que no comiencen a crecer en una caja de madera donde almacenaras los desechos naturales. Agrega una capa fina de tierra, coloca los despojos y cubre con otra capa de tierra. Así irás formando varias capas hasta llenar el alto de la caja de madera. Tapa la misma con una cubierta de listones para que el sol no penetre.

Los residuos vegetales comenzaran a podrirse, pero no te preocupes por el olor, la tierra evitará que estos salgan al exterior. Una vez tengas la caja llena, espera una semana y mezcla el composte con más tierra, coloca esto en las jardinerías o macetas. Las lombrices de tierra, son perfectas para cavar túneles por donde las raíces se abrirán paso y crecerán al mismo tiempo que absorben los nutrientes del abono.

Mantén tu jardín o huerto en casa en condiciones sanas  

maxresdefault

Siguiendo estos sencillos pasos te permitirá tener plantas radiantes, las cuales te brindarán sus flores y frutos para el deleite de toda tu familia. Toda especie vegetal de por si representa un ornamento significativo en cualquier lugar, y si además, es productivo, merece un cuidado extra.

Vierte las cascaras de los huevos de gallina en una bolsa y machácales, luego colócalas en la superficie de la tierra de manera que rodeé el tallo de las plantas. Tal elemento proporcionará vitaminas naturales a las matas.

Riega constantemente con agua todo el huerto o jardín, una buena hidratación también es parte del crecimiento de las raíces y todas las partes de las plantas. En caso de observar algunos insectos que estén atacando las hojas y frutos de las matas, prepara un poco de agua con unas gotas de vinagre blanco, rocíala en las hojas, por ambas caras y estos comenzaran a retirarse.

Y para darles un brillo adicional, así como evitar ataques de insectos, pon unas gotas de aceite comestible en un paño suave, pasa por las hojas de las plantas uniformemente y relucirán de forma maravillosa.

Artículos Recomendados:



Deja un Comentario

css.php
Leer más
Jardines Pequeños con Fuentes de Agua

Uno de los factores mas importantes cuando hablamos de jardines pequeños y sus formas de acondicionamiento, es saber cómo aprovechar de la...

Cerrar