Como cultivar una planta de orégano

El orégano, es una planta aromática y medicinal que se puede cultivar de forma muy fácil en el jardín o en alguna otra zona del hogar. Es una planta que se utiliza principalmente para dar un mejor sabor a diferentes recetas culinarias.

Sin duda, tener una planta de orégano en casa es muy beneficioso, además que pueda lucir bastante decorativa en el jardín, balcón o terraza, más aún si se opta por cultivar la planta de orégano en una maceta.

Para que puedas cultivar una planta de orégano en casa de forma sencilla, te recomiendo que sigas los siguientes pasos.

Siembra al finalizar el invierno

Cuando el invierno está finalizando es la mejor temporada para realizar la siembra del orégano, es allí en donde se tiene que preparar los semilleros. Los semilleros tienen que mantenerse a una temperatura de entre 19 y 22 grados para lograr una buena germinación de las semillas, proceso que puede demorar hasta tres semanas. También se puede reproducir la planta mediante esquejes.

Si cultivaras el orégano en maceta, asegúrate de que la maceta que vas a utilizar tenga al menos 30 cm de profundidad. Entre cada planta se tiene que dejar un espacio de 40 centímetros.

Utiliza abono orgánico

La planta de orégano es bastante fácil de cultivar, es por ello que se puede adecuar fácilmente a todo terreno. Pero lo óptimo es que se lo siempre con un poco de abono orgánico o humus de lombriz, entreverado con arena fina y tierra. Por lo menos una vez al año se tiene que añadir fertilizar con abono orgánico para mantener la planta de orégano siempre hermosa.

Selecciona una zona soleada

La planta lucirá más radiante y crecerá con más vigorosidad si se lo colocan en una zona soleada, donde se pueda recibir una importante cantidad de luz solare de forma directa, por lo menos 4 horas al día.

Riega de forma bien racionada

El orégano es una planta que gusta mucho de los riegos periódicos, pero de forma bien racionada, es decir, sin exceso de agua. Es importante mantener una cierta humedad en el suelo para conseguir un mejor desarrollo de la planta.

Cuida la temperatura

Las plantas de orégano son bastante resistentes al frió, claro que si el frió se mantiene puede hacer más lento el desarrollo de la planta. De la temperatura depende mucho el aroma y sabor de la planta, siendo más aromática y sabrosa si se lo cultiva en climas templados o calurosos.



Deja un Comentario

css.php
Leer más
Como Crear un Jardin Infantil

Si cuentas con un gran espacio exterior en casa para crear un jardín para los más pequeños es una de...

Cerrar