Cuidado Del Huerto Familiar

Cuidado del huerto Familiar

Un huerto, es un espacio donde se pueden cultivar hortalizas frescas continuamente durante todo el año, siendo necesario sembrar escalonadamente. Este se puede establecer en un espacio pequeño según la disposición del hogar, y el tamaño también dependerá de la demanda familiar. Hay que tener en cuenta la disponibilidad de agua y planeación del propio huerto.

El huerto familiar con sus respectivos cuidados proporciona verduras y hortalizas para el consumo de la familia. Una de las mayores ventajas es que resulta una manera excelente de aportar a una dieta nutritiva, obteniendo productos de mejor calidad. Y es que no hay nada como servir deliciosas comidas preparadas con ingredientes agradables y de recolección propia. Pero cuidar de la salud y la felicidad de su familia significa, ante todo, cuidar de su huerto.

2b76ef598fbf498e9081ccc93cdc602e

Las principales ventajas que ofrece un huerto familiar son las diversas hortalizas que se pueden obtener, el bajo costo en comparación a los productos del mercado, cantidad suficiente para el consumo familiar, alta calidad, higiene y contaminación mínima.

Preparación y planificación del huerto

Lo primero que hay hacer es decidir qué verduras se quiere cultivar. Elija hortalizas adaptadas a las condiciones climáticas. Luego hay que procede con la preparación del suelo. Su pequeño huerto necesitará gran cantidad de aire y nutrientes para que las semillas o los brotes tengan una buena iniciación. Trabaje con mucha materia orgánica, como el compost, añadiendo fertilizante si es necesario, y procure no compactar la tierra cuando transite por ella, puesto que al estar suelta permitirá el paso del aire y el drenaje del agua. El suelo también debe estar libre de malas hierbas, así que arranque las que vea en la superficie y elimine las raíces de las de tipo perenne. 

25e62d0c97ceb934cdc7682f153b87e9

Empecemos a plantar

Si el huerto familiar se encuentra en cielo abierto, hay que buscar a época de cultivo y crecimiento adecuada de las plantas, así pues, es muy recomendable la época de invierno ya que proporciona condiciones favorables y permite la siembra escalonada, lo que significa una producción continua durante todo el año.

Al momento de plantar, asegúrese de hacer la siembra respetando las indicaciones referentes a la profundidad y la separación. Como regla para la siembra en general, las semillas se siembran a una profundidad equivalente a tres veces el tamaño de su diámetro. Toma en cuenta que a nadie le gusta estar apretujado, ni siquiera a las verduras, y si lo están obtendrá unas cosechas más pobres.

cbf8eb8131a16ec0799ab3f6665e4b95

Cuídalo muy bien

Las hortalizas al igual que todo ser vivo, crecen y requieren alimento. Así que usted deseará que sus retoños estén felices.  En primer lugar, deles de beber. A las plantas les encanta que el suelo esté húmedo, pero odian que esté inundado, así que lo mejor es regarlas en profundidad y luego dar tiempo a la tierra para que se seque parcialmente. Los elementos que las plantas requieren para su desarrollo y que son conducidos por el agua a través de las raíces, son esenciales para el crecimiento de hortalizas y plantas en general. Y mantenga la regularidad en los riegos, ya que los riegos irregulares son la receta ideal para una mala cosecha.

Utilizar un fertilizante de nitrógeno cada 4 o 6 semanas es una buena norma, pero, una vez más, adáptese a lo que cultive, puesto que un exceso de fertilizante hará que algunas especies, especialmente los tomates, produzcan menos. 

d66413b0456bbba4b43497bfa2ef18c7

Muchos suelos no poseen una cantidad suficiente de los demás elementos necesarios para el buen desarrollo de las plantas, por lo cual deben agregarse con la finalidad de lograr un alimento completo. Normalmente todos estos elementos se distribuyen como fertilizantes, pero hay que tomar en cuenta los detalles del terreno y las hortalizas que se van a cosechar.

Protéjalos del sol con una capa de materia orgánica que refrescará la tierra, impedirá las fluctuaciones de humedad y reducirá las malas hierbas. Y cerciórese de que se mantengan alejados de las malas compañías. Arranque con frecuencia las malas hierbas y cultive a menudo para evitar que vuelvan a crecer. Y no olvide que la mayoría de los insectos piensan, como usted, que las verduras de cosecha propia son deliciosas. Y también los hongos. Por ello, mantenga a los chicos malos lejos de su huerto con productos fiables y de calidad.

Otra fuente de fertilización que podemos utilizar con buenos resultados en los huertos familiares con las compostas y estiércoles, los cuales además de proporcionar elementos nutritivos, mejoran la calidad del suelo.

El Agua el vital

Una razón adicional para el fracaso de la siembra es la falta de riego. Se recomienda que al comenzar a regar después de sembrar, se humedezca con regaderas de gota fina dos o tres veces por semana, dependiendo del tipo de suelo, tomando siempre en cuenta la necesidad de líquido de las plantas. Recuerda que dependiendo de la calidad del riego, las plantas desarrollaran raíces profundas y fuertes lo cual permitirá la absorción de mas nutrientes y así se desarrollara una planta mas saludable.

c0f5e5c09524f1eb4e20c9281996f797

Llegó la hora de recolectar

Ahora que se ha conseguido una buena cosecha, recolecta y disfruta. De hecho, algunas verduras dejarán de producir si no se recogen cada pocos días. Las puede comer, poner en conserva o congelar. Y si todavía quedan demasiadas, no pasa nada, ¡son tan deliciosas que seguro que tendrán éxito entre sus amigos!.

69b3f94b0843f98bd38b88c6fffeecb9

Artículos Relacionados:



Deja un Comentario

css.php
Leer más
Diseño de jardines pequeños rústicos

Ahora quiero compartir contigo diferentes ideas de diseño de jardines pequeños rústicos. Se trata de un estilo que está marcando...

Cerrar