Como Hacer Un Huerto Ecologico De Forma Fácil

¡Con un vergel en tu casa!

Son muchas las familias que están viendo a los huertos familiares ecológicos como una gran alternativa para el ahorro familiar y para mejorar la calidad de su alimentación. Estamos hablando del avance de la conciencia “verde”.

El rescate de los huertos y las actividades de las familiares en torno a ella es la gran innovación de la población hoy en día. Métodos harto conocidos como riego por goteo, el organopónico y el urbano son algunas de las alternativas que las familias implementan dentro de casa. Esta filosofía de vida se corresponde con el rescate de valores ante la preocupación del medio ambiente. Ya tratados mundiales junto a las indicaciones de la FAO advierten la necesidad de una vida más vegetal para equilibrar el medio ambiente, respetando la biodiversidad, así como el acceso a los alimentos en forma directa.

4

Ahora bien, buscar nuevas formas de alimentarse, de vivir una vida más sana está moviendo a muchas personas alrededor del mundo y, no es más que volver a nuestras raíces. Nuestras abuelas y abuelos siempre tenían un patio con frutas y frutas para tener en casa, era muy poco lo que se compraba. Los huertas italianos y españoles eran muy cotidianos en casa.

En cualquier espacio, ajustándolo a las posibilidades

Puedes encontrar en la casa y el apartamento huertos familiares que pueden ser desde un metro de terreno o aquellos que utilizan botellas colgadas para sembrar plantas en forma inversa. Cada vez son más las personas que se unen a este movimiento que, inclusive, se presenta como la mejor terapia para fortalecer las relaciones intrafamiliares.

En esta oportunidad se pude hablar de sembrar en macetas, en botellas plásticas, en terrazas y sobre todo en tubos plásticos de agua, los cuales van fijos a la pared. El ingenio no tiene  límites cuando se desean hacer actividades que redunden en beneficio de la economía familia.

¿Pero qué hacer para lograr un huerto?

Para aquellos lectores que les interesa este tema, con mira a una cerca siembra.

  • Define los frutos y las frutas que deseas sembrar en tu casa.

Captura

  • Determina el área a utilizar para ello, puedes utilizar los patios interiores de la casa, terrazas y hasta platabandas como lo hacen los chinos.
  • Determina cuantas macetas vas a necesitar, cual pared vas a disponer para instalar tubos para la siembra y cuales vas a guindar para tener sembradíos aéreos. En pocas palabras, planifica los recursos y el espacio.
  • Semillas de los frutos que deseas cosechar. Vas a utilizar los frutos más bonitos y grandes para extraerles sus semillas, las cuales vas a lavar y vas a poner a secar durante 3 días. Luego de esa etapa podrás sembrar y posteriormente cosechar.
  • Recuerda que los huertos familiares deben ir acompañados con matas de ruda y albahaca para ahuyentar las plagas. No a los químicos pues,  tus plantas lo absorberán y, a la final, estarás consumiendo veneno. Para ello, en Internet hay cualquier cantidad de métodos para evitar las plagas que vas desde colocarle cipo de café, plantas especiales y atrapa plagas orgánicos muy efectivos por cierto.

huerto urbano casero

  • Utiliza tierra preparada orgánicamente. Una de las características de los huertos familiares es que son artesanales y no usan productos químicos como la urea u otro abono. Todo se hace en casa con residuos orgánicos. En otras palabras se prepara la tierra con los desechos de los frutos que consumimos a diario, lo que se conoce como “composte”.

Para lograrlo debes disponer de un envase lo suficientemente grande para mezclar el material con la tierra del siguiente modo: primero coloca una capa de tierra húmeda, encima todas las cáscaras de frutas como piña, cambur, plátanos, tomates, cebollas, en fin todas las cáscaras, luego coloca una capa de tierra y así vas montando como una especie de “pasticho vegetal” hasta terminar con una capa de tierra. Riega y tapa. Cada quince días vas a mover la tierra para que se aireen las capas y vas a tapar. Vas a notar un fuerte olor eso es normal. Deja actuar y cuando esté oscura la tierra sabrás que ya está lista para abonar tus tierras, tus macetas.

5

  • Por último, tienes dos opciones: sembrar las semillas de los frutos que ya consumiste o comprar la planta y replantarla. En ambos casos la tierra tiene que estar fresca, es decir húmeda y muy oscura, y debe quedar floja para que las semillas puedan germinar o para que las raíces de las plantas puedan crecer en la tierra.
  • Para sembrar las semillas y te germinen  rápido y seguro puedes utilizar un cartón de huevos, en cada espacio vas a colocar una porción de tierra abonada junto con tres semillas, tapa suavemente con tierra y deja que salgan los brotes. Cuando tengan un tamaño de más de 05 centímetros las puedes trasplantar a un pote más grande y cuando lleguen a 15 centímetros ya las colocas en sus lugares definitivos. Recuerda que para que germinen las semillas necesitan luz indirecta.

No hay nada más gratificante que poder lograr esa relación con la madre tierra y con actividades en donde podrás ver los frutos rápidamente. Esperamos que esta información te motive a sembrar y disfrutar de sus frutos.

Te Recomendamos mirar los siguientes artículos:



Deja un Comentario

css.php
Leer más
El Helecho como una de las Plantas de Interior

Una de las plantas especiales para interiores con mucha historia es sin duda el helecho, esta es una planta muy...

Cerrar