Abonos y Abonado de Macetas

Uno de los elementos que podemos encontrar en la mayoría de casas, así como también en casi todos los jardines, son las macetas. Incluso, es bastante improbable que hoy en día visitemos una casa que no tenga por lo menos una planta dentro de su hogar.

En un espacio tan pequeño como es el de las macetas hay que prestar mucha más atención al riego y al abonado que si estuviera plantada en tierra donde disfrutan las raíces de un mayor volumen explorable.

Utilizando el abono para maceta adecuado para lo que queramos obtener nosotros, tenemos que saber el abono que le daremos, de a poco se va a ir esparciendo hasta irse por los agujeros de drenaje que va a haber en la base de las macetas, y de ahí se van a ir retirando los nutrientes que necesita y se irá empobreciendo de a poco.

El cultivo de arbustos en maceta requiere más cuidados que en tierra puesto que disponen de mucho menos suelo. Por tanto, será necesario regar y abonar más.

Para plantas de crecimiento lento y raíces finas o para plantas en recuperación, mezclar siete partes de arcilla, tres partes de turba y dos partes de arena gruesa, a las que previamente se le haya añadido una pequeña cantidad de tiza en polvo o piedra caliza molida y fertilizante básico.

Es siempre preferible quedarse corto con el abonado que no pasarse, igual que ocurre con el riego; siempre habrá tiempo para ir incorporando más.

Para crear tu composta casera necesitarás, simplemente, de una maceta, un balde, un contenedor de algún tipo, que cuente con una tapa. Aunque el compost necesita airearse y quedar algo expuesto para su correcta composición, mantenerlo al aire libre en un apartamento puede atentar contra el bienestar y la sana convivencia.

La mejor forma de aportar un abono para planta y floración es cuando ésta se encuentra en una maceta o un contenedor, es por medio de fertilizantes líquidos o con fertilizantes de lenta liberación. Como un ejemplo para orientar un poco sobre el tema, por que en realidad hay que ver como varía según la especie de cada planta.

Lo ideal es abonarlas seguido en pequeñas cantidades, y si notas que la planta no crece como debería, agrega un poco más.

El abono se debe brindar mientras que la planta se encuentra sana, si esta está enferma el abono no es la solución.

También te recomiendo ingresar a:

 



Deja un Comentario

css.php
Leer más
Fertilizantes y Tipos de Abonos

Si tienes plantas en casa ya sea en el área del jardín o en el interior de la casa en...

Cerrar